Menu
A+ A A-

¿Qué es...?

Ácido hialurónico

Ácido hialurónico

 

El ácido hialurónico es una sustancia que forma parte del tejido conectivo y del liquido sinovial y que están muy presentes tanto en la piel como en el cartílago.

Su función fundamental es favorecer la regeneración de los tejidos y, utilizado junto a otros compuestos (como los corticoides, por ejemplo) reducir el dolor de las articulaciones.

Generalmente se emplea por medio de infiltraciones, aunque también existen preparados orales o tópicos que lo incluyen.

Aunque su uso más conocido es en cirugía plástica, también tiene aplicación en  procesos traumatológicos, como la artrosis o las enfermedades del cartílago articular (condropatías).

También se utiliza en las intervenciones por artroscopia, donde se puede utilizar para favorecer la recuperación tras la cirugía.

Artroscopia

Artroscopia

 

La artroscopia es un método de cirugía mínimamente invasiva, que permite realizar operaciones sin necesidad de efectuar grandes incisiones.

A través de unos orificios muy pequeños, se introducen una cámara y el instrumental necesario para la intervención. La cámara permite que el cirujano vea la articulación sin necesidad de abrir por completo y, con el instrumental adecuado para esta técnica –muy pequeño y preciso–, puede llevar a cabo la cirugía con total seguridad.

Al ser tan poco agresiva para el paciente, la recuperación es mucho más rápida y cómoda. Sin embargo, es importante señalar que no todas las intervenciones son susceptibles de realizarse por este método y será el cirujano el que deba valorar en cada caso si se puede o no utilizar.

Biopsia

Biopsia

 

Una biopsia consiste en tomar una muestra de tejido y después analizarlo en el laboratorio.

Las muestras pueden extraerse por medio de punciones con una jeringas especiales, o realizando una incisión y tomando directamente muestras del tejido. En ambos casos se suele utilizar algún tipo de anestesia o sedación, para que resulte un procedimiento indoloro para el paciente.

Cuando se realiza una intervención quirúrgica en la que se extrae cualquier tipo de tejido, siempre se envía a analizar para conocer la naturaleza de lo extraído. 

Células madre

celulas madre

 

Las células madre son un tipo de células que forman parte de nuestro organismo y que tienen la capacidad de multiplicarse y transformarse en diferentes tipos de células.

A través de la mitosis, se dividen en dos y de estas “nuevas células”, una es idéntica a la madre –con lo que se puede decir que se ha renovado– mientras que la otra se puede convertir en una célula “especializada” (células de piel, músculo, etc).

A partir de las células madre se pueden reparar tejidos y órganos que se encuentren deteriorados y potenciar la regeneración de otros. Además, cada día se avanza más en la investigación acerca de los beneficios que aportan a los tratamientos para determinadas enfermedades, como el cáncer o el Alzheimer.

Densitometría ósea

Densitometría ósea

 

Se trata de una prueba gracias  a la cual podemos conocer el estado mineral de nuestros huesos.

La densitometría ósea es una prueba indolora que se puede realizar con rayos X, ultrasonidos o isótopos radiactivos, y es frecuentemente utilizada para diagnosticar la osteoporosis.

En el caso de las mujeres post-menopáusicas, es frecuente que se solicite su realización con el fin de valorar el estado de los huesos y prevenir los posibles dolores o fracturas que se pudieran sufrir.

 

Electromiograma

Electromiograma

 

Para diagnosticar las enfermedades neuromusculares (es decir, del sistema nervioso periférico y los músculos a los que afecta), los doctores se ayudan de una prueba que se llama electromiograma.

Se trata de una prueba que puede resultar un poco molesta ya que, a través de unos electrodos colocados adecuadamente, se detectará la actividad eléctrica de cada músculo y por lo tanto, sus posibles alteraciones.

Gracias al electromiograma se puede determinar si el origen del problema es muscular o nervioso, así como el grado de afectación de los nervios (por ejemplo el nivel de compresión de un nervio en caso de una estenosis espinal).

 

Embolia

Embolia

 

Se dice que se ha producido una embolia cuando se interrumpe el flujo normal de sangre, a cualquier órgano del cuerpo, por la obstrucción de las arterias o venas.

Este taponamiento lo produce un émbolo (coágulo de sangre, grasa, células tumorales, burbujas de aire o un grupo de bacterias ), que no tiene por qué estar “fijo”, sino que puede producirse en un lugar del cuerpo y luego trasladarse hasta otro a través del torrente sanguíneo.

Por lo tanto, puede haber embolias de diferentes tipos: cerebrales, pulmonares, arteriales, venosas…

En todos los casos, se trata de un problema de salud grave que puede ocasionar trastornos importantes e incluso la muerte.

 

Enfermedad autoinmune

enfermedad autoinmune

 

El sistema inmunitario de nuestro cuerpo se encarga de protegernos de enfermedades e infecciones, sería el “ejército bueno” que se enfrenta a los “invasores” externos.

Cuando una persona tiene una enfermedad autoinmune, su sistema inmunitario se “vuelve loco” y ataca también a células y órganos sanos de su propio cuerpo.

Hay unas 80 enfermedades consideradas como autoinmunes y pueden afectar a un sólo órgano o a varios, por lo que su diagnóstico es complicado y su tratamiento diferente en cada caso.

Factores de crecimiento

factores de crecimiento

 

Los factores de crecimiento son un conjunto de sustancias –la mayoría proteínas–, esenciales para que tengan lugar el crecimiento y la regeneración celular.

Estas sustancias no sólo hacen que se multipliquen las células, sino que también son fundamentales en la diferenciación celular, y en el proceso por el que las células se “trasladan” al lugar donde son necesarias para reparar una lesión.

Su resultado en el tratamiento de regeneración de tejidos ha supuesto toda una revolución en la resolución de las lesiones traumatológicas.

Infiltraciones

infiltracion intraarticular

 

Se llama infiltración cuando, por medio de una jeringa, se introduce una sustancia en una determina zona del cuerpo.

En traumatología, se realizan infiltraciones en músculos y articulaciones con el objetivo de que el medicamento –o la sustancia que el doctor quiera administrar–, llegue directamente al sitio en el que se necesita, por lo que los resultados son rápidos y más duraderos.

Sin embargo, las infiltraciones no son adecuadas para todas las patologías, ni se pueden aplicar indiscriminadamente, ya que pueden tener efectos secundarios y/o adversos en algunas ocasiones.

Líquido sinovial

liquido sinovial

 

El líquido sinovial es un fluido, de textura viscosa y color blanquecino o amarillento, que se encuentra en las articulaciones.

Está compuesto en gran parte por ácido hialurónico y tiene tres funciones principales: la primera, proporcionar los nutrientes al cartílago; la segunda, lubrificar la articulación para que las articulaciones no sufran con el roce; y en tercer lugar, sirve para amortiguar los golpes que pueda recibir la articulación.

Luxación

0 Que es 001

 

Decimos que hay una luxación cuando, los extremos de los huesos que deberían estar encajados en las articulaciones, se salen de su sitio normal. 

Es lo que también se conoce como “dislocación” y suele producirse como consecuencia de accidentes en los que la articulación sufre un impacto muy fuerte y seco, que desplaza los huesos de su lugar original.

Osteofito

osteofito

 

Un osteofito es un crecimiento anormal del hueso en los cuerpos vertebrales. Son una especie de “espolones” redondeados que, al crecer alrededor y dentro de las articulaciones, pueden comprimir raíces nerviosas y producir dolor.

La presencia de osteofitos es uno de los síntomas más evidentes de que se padece una artrosis, pero también son comunes entre las personas que han sufrido algún tipo de lesión deportiva.

Osteoporosis

osteoporosis

 

La osteoporosis es una enfermedad que hace que se debiliten los huesos de tal forma que, con cualquier golpe o movimiento brusco, se parten.

Se dice que es una “enfermedad silenciosa” porque es fácil que se tenga sin saberlo, ya que no da síntomas visibles y, sólo cuando se produce una fractura, nos percatamos de que la padecemos.

La realización de una densitometría ósea será suficiente para determinar si se padece y el grado en el que se encuentra.

Plasma rico en plaquetas

plasma rico en plaquetas

 

Es un tratamiento que se realiza a partir de la sangre que se extrae al propio paciente, por lo que no existe riesgo de rechazo. 

La sangre, que ha sido enriquecida con determinadas sustancias, es sometida a unos procedimientos especiales en los que se separa el plasma que, a continuación se inyecta en la zona a tratar.

El plasma rico en plaquetas se utiliza en tratamientos preventivos, restitutivos (renovar tejidos), curativos y paliativos.

Prótesis

Prótesis

 

Cuando, por cualquier motivo, se hace necesario reemplazar una parte del sistema músculo-esquelético, se utilizan unas piezas mecánicas que son capaces de realizar las mismas funciones que las naturales.

En traumatología se distinguen entre las prótesis ortopédicas, que son las que sustituyen algún miembro amputado, y las quirúrgicas, que son las que se implantan para reponer articulaciones completas o una parte de ellas (huesos, cartílagos…).

La ciencia ha avanzado mucho en los últimos años, consiguiendo que tanto las prótesis quirúrgicas como las ortopédicas sean cada vez más precisas y sus resultados excelentes.

 

Resonancia magnética

resonancia magnética

 

La resonancia magnética (RM) es un método que, por medio de imanes y ondas de radio, crea una imagen del cuerpo humano. Una de sus ventajas es que no utiliza radiaciones (rayos X). 

Las imágenes que se obtienen son una especie de “cortes” del cuerpo, en los que se ven con detalle todos los tejidos de los diferentes órganos. En cada estudio se realizan muchas de estas imágenes, por lo que el doctor puede tener una visión clara de los órganos de los pacientes.

TAC

tac

 

La tomografía axial computerizada (TAC) es un sistema de estudio radiológico por el que, a través de Rayos X, se obtienen imágenes del interior del cuerpo.

Estas imágenes pueden ser en tres dimensiones o en forma de cortes transversales, y en ellas se pueden detectar desde hemorragias a tumores, pasando por fracturas o lesiones internas.

En algunas ocasiones, para obtener imágenes más fiables, se debe administrar un compuesto de yodo que recibe el nombre de “contraste”.

Tipos de fracturas

tipos de fracturas

 

Una fractura es la rotura de un hueso y puede ser de cuatro tipos fundamentales:

No desplazada: cuando el hueso se agrieta o fractura pero no se mueve de su sitio.

Desplazada: cuando las 2 partes del hueso roto se separan.

Conminuta: cuando el hueso se agrieta o se rompe en muchos pedazos.

Fractura abierta: cuando se hace una herida y el hueso roto sale por la piel.

ÁREA PROFESIONAL

© Outclass Coyco, S.L, 2015. Todos los derechos reservados, 2015. Prohibida la reproduccion total o parcial de contenidos sin autorizacion expresa

separator

DIRECCION EDITORIAL, REDACCION Y PUBLICIDAD: Outclass Coyco, S.L. | info@columnaytraumatologia.com

Columna y Traumatologia